Praga en tres días


Crucero por Praga

Tres días en Praga te permitirán disfrutar más tranquilamente de la ciudad y de algunos de sus bellos e interesantes rincones. Te resumimos el recorrido para dos días (puedes consultarlo) y te damos una interesante propuesta para aprovechar al máximo un tercer día. 

Día 1:

* Ciudad Vieja. Visitando la Plaza Vieja con sus importantes monumentos: la iglesia de Tyn, el ayuntamiento y la torre donde se encuentra el reloj astronómico. Puente de Carlos y acceso a la Ciudad Pequeña, recorriendo las típicas calles de Malá Strana, sin olvidar la espectacular iglesia de San Nicolás.
Tarde para descubrir los tesoros del Barrio del Castillo y la impresionante fortaleza medieval, el recinto amurallado donde se encuentra la Catedral de San Vito, el antiguo Palacio Real y el Convento de San Jorge.

Día 2:

* Inicia el recorrido por Josefov; el Barrio Judío. El cementerio y las seis sinagogas que dan forma al Museo no te dejarán indiferente.
Por la tarde acércate a la Praga más actual con un completo recorrido por la Ciudad Nueva cuyo centro neurálgico es la Plaza Wenceslao. Aprovecha para realizar tus compras en las calles aledañas, las más comerciales.

Día 3:

* Te proponemos iniciar la jornada con un minicruceropor el río Moldava. La experiencia de ver la belleza de Praga desde el río, merece la pena y sólo te llevará un par de horas. Después de la agradable experiencia, aprovecha para visitar algunos de los monumentos indispensables que pueden haber quedado fuera de un primer recorrido básico. Detente en la Ciudad Vieja para conocer el magnífico complejo del Clementinum y regresa a Malá Strana para tener oportunidad de entrar a descubrir el Monasterio de Strahov y su maravillosa biblioteca barroca. Si asciendes hasta el Barrio del Castillo, también podemos aconsejarte una visita al Loreto, un magnífico complejo donde el arte y la fe van unidos. Podrás ver una réplica de la casa donde la Virgen María recibió el anuncio del futuro nacimiento de Cristo.

* Dedica el resto de la tarde a contemplar la hermosa Praga desde el Mirador de Petrín en el monte del mismo nombre, una estampa inolvidable. Podrás hacerlo desde la torre mirador construida con motivo de la Exposición Universal de 1891, para muchos una réplica de la Torre Eiffel en París. Una buena idea es subir en el funicular que parte de la calle Ujezd en Malá Strana.






0 comentarios:

 



| Praga | una guía de turismoteca.com | ©2014 | Todos los derechos reservados | Política de privacidad | Contacto |

Más guías de turismoteca: Amsterdam | Gante | Paris turismo | Lisboa