Dónde comer y qué comer en Praga


Goulash - plato típico de Praga

La oferta de restauración para comer en Praga es muy extensa. En los diferentes barrios de la ciudad encontrarás una gran variedad de restaurantes, cafeterías y cervecerías donde descubrir la mejor gastronomía de la Bohemia. 

La cocina tradicional checa prevalece con platos deliciosos, la mayoría a base de carnes. Recetas típicas que tienes que probar son por ejemplo el cerdo con col y dumplings ( bolitas de harina y pan rallado), el pato asado, los contundentes costillares o el goulash, que no falta en  la carta de la mayoría de restaurantes.

En cuanto a los precios, en Praga comer no es demasiado caro (lógicamente hay restaurantes para todos los bolsillos). En un establecimiento medio, un menú puede costar entre 85 y 100 coronas ( 3 - 5 €) y un plato principal en un restaurante de categoría alta ronda las 200 - 300 coronas (4 - 7 €).

Cerca de la animada y turística Plaza de Wenceslao, en la Ciudad Nueva, tienes una gran cantidad de establecimientos donde degustar sabrosas especialidades checas junto a platos de cocina internacional. Bredvsky Dvur (C/ Politickych venzú, 13), U Pinkasu, restaurante de tres pisos y "templo" de la tradicional cerveza Pisner Urquell (c/ Jungmanovo namesti, 16), o Ferdinanda, económico y con gracia, son tres buenas opciones. Para una cena romántica disfrutando, además, de magníficas vistas tienes el Z Vonice Torre Jindrisska, en la calle del mismo nombre a pocos metros de la emblemática plaza.

En la Ciudad Vieja de Praga también encontrarás numerosos restaurantes y cervecerías para todos los gustos. Algunos recomendables son: U Fleku, muy conocido por ser la cervecería más antigua de la ciudad (C/ Klemncovu, 11), U Sádlu, con mucho encanto ya que está ambientado en la Edad Media (C/ Klimentská, 2), La Degustación Boheme, con menús contundentes y variados perfectos para conocer la cocina checa (c/ Hastalská, 18) , o Lokál, un restaurante diferente, con un toque muy moderno pionero en el nuevo concepto "slow food" (lo opuesto a la comida "rápida") (C/ Dolouhá, 33).

Junto al Puente de Carlos (c/ Smetanovo Nabrezi, 18) encontrarás el Bellevue,  uno de los restaurantes más bonitos de Praga que ofrece excelentes carnes y unas vistas privilegiadas del puente y del barrio pequeño. Aquí en Mala Strana tienes otros muchos establecimientos con encanto que recuerdan a antiguas casas de comida y que ofrecen platos tradicionales de la cocina checa. Restaurante David (C/  Trziste, 21) y U Maltézskych Rytíru son dos buenos ejemplos.






0 comentarios:

 



| Praga | una guía de turismoteca.com | ©2014 | Todos los derechos reservados | Política de privacidad | Contacto |

Más guías de turismoteca: Amsterdam | Gante | Paris turismo | Lisboa