Barrio del Castillo


Vistas del barrio del Castillo - Praga

En la ladera de la colina donde se ubica el imponente castillo de Praga fue surgiendo, a lo largo de los siglos este pequeño barrio formado, en un principio, por las viviendas de los propios trabajadores encargados del mantenimiento de la enorme fortaleza, lugar de residencia del rey y, posteriormente, por las casas y palacios que los nobles y aristócratas comenzaron a construir para beneficiarse del hecho de estar lo más cerca posible del monarca.

Hradcany (barrio del castillo) es una de las zonas más tranquilas de Praga y desde donde pueden contemplarse algunas de las vistas más bellas de la ciudad. Al barrio se puede llegar a pie desde Malá Strana (un paseo muy recomendable). Ascendiendo por empinadas calles adoquinadas, no exentas de encanto, pasarás casi sin darte cuenta de la Ciudad Pequeña al Barrio del Castillo, a los pies de la inmensa "mole" que es la fortaleza donde se ubican el propio castillo, la Catedral de San Vito, el monasterio de San jorge o el Palacio Real, entre otros monumentos.

La plaza Hradcanské es el centro del barrio y el lugar donde se encuentran los edificios y palacios más importantes, creando entre todos un espectacular conjunto arquitectónico. El Palacio Arzobispal, el Palacio Martinicky, con su elegancia renacentista, o los magníficos palacios de Schwarzenberg y Sternberk merecen una mirada detenida. Además, estos dos últimos forman parte de la Galería Nacional de Praga y en su interior conservan importantes obras de arte europeo desde la antigüedad hasta el siglo XVIII. (puedes visitarlos de martes a sábado de 10:00 a 18:00).

Recorrido por el barrio del Castillo de Praga

Las calles aledañas a la plaza son las que llenan de color este barrio por el que da gusto pasear. En ellas, los palacetes y antiguas casas señoriales como el Palacio de Cernín (hoy la mayoría convertidas en embajadas o sedes de organismo oficiales) se entremezclan con viviendas más pequeñas y humildes que pertenecieran, hace siglos, a artesanos y comerciantes. Acércate al llamado callejón del Nuevo Mundo. Aquí verás algunas de estas pequeñas casas que sobrevivieron al gran incendio de 1541 ( han sido remodeladas pero conservan gran parte de su encanto).

En el recorrido por el barrio no puede faltar, además, la visita a El Loreto, en la plaza del mismo nombre, donde se encuentra la Casa Santa, una réplica de la que fuera la casa donde la Virgen María recibió el anuncio del nacimiento del Jesús.

Para ir en transporte público hasta el Barrio del Castillo puedes hacerlo en:

Tranvía: línea 22 






0 comentarios:

 



| Praga | una guía de turismoteca.com | ©2014 | Todos los derechos reservados | Política de privacidad | Contacto |

Más guías de turismoteca: Amsterdam | Gante | Paris turismo | Lisboa